Canasta básica sobre género y TIC

¿Quiénes se benefician de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)? Las TIC han creado nuevas oportunidades económicas y sociales en todo el mundo. Sin embargo, los cambios positivos producidos por las TIC no han llegado a toda la humanidad. Su uso continúa siendo regido por relaciones de poder que generan una desventaja relativa para las mujeres. En medio de esa desigualdad hay personas y organizaciones que están trabajando para usar dichas tecnologías con el propósito de aumentar la igualdad de género.

Esta Canasta básica considera los impactos que las TIC tienen en las relaciones de género. Consiste de un Informe general que describe los principales argumentos y enfoques en lo que respecta al género y las TIC; una Colección de recursos de apoyo que ofrece resúmenes de textos esenciales, estudios de casos y herramientas, así como una lista de organizaciones que trabajan en este ámbito; y el boletín Género y desarrollo En breve, que incluye tres breves artículos sobre el tema.

Género y TIC: Informe general
Se ha considerado que las nuevas tecnologías en el campo de la información y la comunicación, en particular internet, han traído consigo una nueva era. Aun así, el acceso a las nuevas TIC es todavía una lejana realidad para la inmensa mayoría de la gente. En gran medida, los países del Hemisferio Sur—y especialmente las poblaciones rurales—han quedado fuera de la revolución de la información debido a una amplia gama de obstáculos que incluyen la ausencia de infraestructura básica y falta de un demostrado beneficio de las TIC para enfocar los retos del desarrollo a nivel de terreno. Esas barreras plantean problemas aún mayores a las mujeres, quienes tienen más probabilidades de ser analfabetas, no saber inglés y carecer de oportunidades para capacitarse en habilidades computacionales. Es más, aunque las TIC han traído logros laborales para muchas mujeres, en la economía de la información se están reproduciendo patrones de segregación por sexo en los cuales los hombres tienen la mayoría de empleos de altas habilidades, mientras que las mujeres están concentradas en trabajos que requieren poca cualificación. Recomendaciones del Informe general Se necesitan cambios sustanciales hacia la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el ámbito de las TIC a cada nivel—internacional, nacional y programático. Incorporar la perspectiva de género en las TIC no se trata solamente de que las mujeres hagan un mayor uso de estas tecnologías, sino de transformar el sistema de las TIC. Esto requiere que: - los gobiernos diseñen políticas de TIC con fuertes perspectivas de género y trabajen conjuntamente con la sociedad civil y especialistas en género y TIC; - se aprovechen foros internacionales como la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) para desafiar el dominio del Norte y corporativo en el ámbito de las TIC; - se utilicen, a través de diseño, estrategias claras de género en la implementación y evaluación de proyectos y programas de TIC; - se recolecte información, mediante estadísticas desglosadas por sexo e indicadores de género, sobre el acceso, el uso y los contenidos de las TIC, empleo y educación; y - se consideren asuntos de género en las políticas de TIC/telecomunicaciones, en la representación en las decisiones relacionadas con telecomunicaciones/TIC y en el impacto diferenciado que las telecomunicaciones/TIC tienen para mujeres y hombres.
Género y TIC: Colección de recursos de apoyo
Las percepciones comunes acerca de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC), sobre todo internet, son sumamente positivas en aquellos casos en que tienen sólo implicancias técnicas y no sociales. Lo cierto es que grandes cantidades de personas están excluidas de los beneficios de estas tecnologías, en particular quienes carecen de la necesaria infraestructura, de habilidades, instrucción y conocimiento del idioma dominante en internet—el inglés. Las mujeres y las personas pobres y de áreas rurales suelen predominar en este grupo. Ha habido muchos intentos orientados a hacer que los beneficios de las TIC sean más ampliamente accesibles, como también a utilizar las TIC para empoderar a las mujeres y otras personas. Esta colección de materiales muestra esos intentos y sugiere maneras de abogar por una política de TIC más sensible al género e implementar programas de TIC de tal modo que las mujeres puedan no sólo usar esas tecnologías sino también beneficiarse de ellas. Consiste de resúmenes de textos que dan una idea de la diversidad de asuntos y cómo abordarlos. Ofrece miradas amplias y regionales, estudios de casos, herramientas, orientaciones y otros materiales. Más que textos académicos, se han escogido materiales prácticos que ofrecen reflexiones y orientaciones para la acción. La colección también contiene una lista de recursos útiles que están disponibles en internet y brinda detalles para contactar a organizaciones que trabajan en el campo de género y TIC.
Género y TIC: Género y desarrollo En breve – edición 15
En breve es un boletín de seis páginas que pretende alentar reflexiones sobre un tema prioritario relacionado con el género. Esta edición examina la relación entre las TIC y la igualdad de género. Consiste de una visión general y recomendaciones, seguidas de dos artículos con estudios de casos que resaltan ejemplos de buenas prácticas innovadoras. El primer artículo describe el trabajo de Radio Internacional Feminista (RIF), una estación radial en internet que utiliza estas tecnologías para promover intercambios entre mujeres de todo el mundo. Su perspectiva feminista no se trata sólo de “los derechos de las mujeres”, sino de elevar las voces y perspectivas de las mujeres en torno a todos los asuntos—voces que, además de estar ausentes, son activamente silenciadas y excluidas de los debates globales. RIF no es únicamente “para” las mujeres: es por y sobre las mujeres, dirigida a una audiencia mundial. El segundo artículo examina el trabajo de la Asociación de Mujeres Autoempleadas (SEWA), que usa las TIC para el desarrollo de capacidades de mujeres que viven en áreas remotas. Implementa programas que desarrollan las habilidades de las mujeres en el uso de computadoras, radio, televisión, video, teléfonos, máquinas de fax, teléfonos celulares y comunicación satelital. SEWA ha demostrado que estas tecnologías pueden apoyar a mujeres que trabajan en el sector informal, brindando más seguridad de medios de sustento a hogares económicamente vulnerables en entornos cada vez más frágiles.